test
FacebookTwitter

En el proceso de extracción de Aceite de Oliva, este es quebrado para que en el proceso de Batido sirva como vehículo de extracción, ya que al romperse, se transforma en pequeños cuchillos que rompen los globitos microscópicos donde se encuentra el Aceite de Oliva en la pulpa de la Aceituna.

Posteriormente la pasta se centrifuga para separar el Aceite, el Agua que contiene la Aceituna y la parte sólida que es la Pulpa agotada más el cuesco, la cual se envía a un separador que separa el cuesco de la pulpa para utilizarlo como Biomasa (Combustible) y la pulpa Húmeda se envía a una cancha de compostaje para transformarla en materia Orgánica la cual es devuelta a la tierra como abono para mejoramiento de los suelos.
El Cuesco quebrado se utiliza como combustible para los calentadores de agua para la calefacción de la planta, los equipos de extracción y el agua de servicio que se utiliza en esta.

Como se ve, este reemplaza al diesel o gas licuado que antiguamente se utilizaba para este fin, generando un ahorro importante en combustible, ya que el cuesco es un combustible renovable, no fósil, que produce una baja contaminación, y el CO2 que produce es asimilado por los mismos olivos que son los que producen las Aceitunas para la extracción del Aceite de Oliva.

De esta forma eliminamos un desecho producido en este proceso, y tenemos un combustible gratuito ayudando a descontaminar nuestro medio ambiente, para que las futuras generaciones tengan un planeta más limpio.

Alberto W. Melendez R
Jefe Planta extracción Aceite de Oliva
Terramater S.A.

FacebookTwitter