test
FacebookTwitter

Durante el presente año, la industria del vino en Chile tuvo una de sus vendimias más duras jamás recordadas. Las fuertes lluvias durante el fin de semana a mediados de Abril produjeron pérdidas de más del 30% a nivel productivo, y el resto de lo cosechado presentará una evidente baja en calidad.

Se espera que sea una cosecha de transición rápida para esperar por un 2017 más auspicioso.

De todas maneras, TerraMater se mantiene optimista que se producirán vinos de alta calidad, como ha sido la tónica en Chile en otros años difíciles.

FacebookTwitter